ATP Reportajes Tenis

A la cuarta fue la vencida, ‘Feli’

Feliciano López conquistó el pasado domingo en Gstaad su primer trofeo en tierra batida de su carrera ante el holandés Robin Haase, sin embargo, para llegar hasta ese momento de gloria tuvo que soportar otros menos agradables.

Feli‘, como todos conocemos a uno de los mejores representantes del tenis español, a un tenista que ostenta un precioso revés a una mano y un servicio demoledor, ese mismo, se ha hecho con su quinto torneo en lo que va de profesionalidad, un dato que parece curioso si se observa su historial. Desde que en 2004 Roger Federer le arrebatase la final de Dubai en tres parciales, llegando incluso a remontarle un 1-0 en sets, López ha perdido hasta nueve finales, tres de ellas en tierra batida.

La primera de todas tuvo lugar en el mismo escenario en el que ahora ha salido victorioso. Aquel 10 de julio de 2006, Richard Gasquet doblegó al español por (4)6-7 7-6(3) 3-6 3-6 en un largo encuentro en el que el empeño de Feliciano se fue apagando conforme las mangas se iban consumiendo.

Gasquet con el trofeo en 2006 (http://www.tennis-forecast.com/)

Sin embargo, para que surgiese el segundo la travesía no iba a ser sencilla. El 1 de mayo de 2011 se postró ante un serbio, en Belgrado, que iba a terminar atesorando el número uno del mundo un par de meses después. Novak Djokovic acabó la faena en dos parciales (7-6(4) 6-2) y se apuntó otro trofeo más a su, más tarde, longeva vitrina.

Djokovic con el trofeo de campeón y ‘Feli’ con el de subcampeón en Belgrado (http://cdn.c.photoshelter.com/)

Finalmente, el tercero llegó en febrero de 2015, en Quito, cuando un dominicano como Víctor Estrella Burgos hizo historia al ganar su primer torneo a los 34 años de edad, siendo este el récord vigente. Por 6-2 (5)6-7 7-6(5), mandó de vuelta a casa al de Toledo, quien, una vez más, se marchaba con las manos vacías.

Víctor Estrella celebrando título en Quito (http://www.atpworldtour.com/)

Fue entonces cuando en un 24 de julio de 2016, en un Santa Cristina más para el calendario, Feliciano enseñó al mundo que era posible conseguir la gloria en la tierra prometida para la escuela española. Peleó cada punto, cada uno de ellos en una semana espléndida para él y para su tenis, los cuales, al unirse, dieron un perfecto recital de profesionalidad y de buen trabajo, uno del que podría sentirse, ahora sí, orgulloso durante muchos, muchísimos años.

Imagen: www.okdiario.com.

Pueden seguirme en Twitter (@neyfranzambrana) o consultar toda la información deportiva en nuestra cuenta oficial: @SextoAnillo. Además, si no disponen de él, también nos encontramos en las plataformas de Facebook (www.facebook.com/sextoanillo/) e Instagram (sextoanillo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *