Golf Más Deporte Noticias

Una nueva figura en el Golf Español

Jon Rahm, vizcaíno de nacimiento (Barrika, 1994) pero socio del club Larrabea de Vitoria desde que empezó a jugar al golf con regularidad, este imponente vasco de 188cm de altura al que se empeñan en Arizona State University en colocarle una “h” en su nombre y cambiarle de posición en su apellido la misma letra, acaba de llegar al profesionalismo desde el nº1 del ranking mundial amateur, puesto que ha ocupado durante más de 50 semanas, batiendo el récord absoluto de permanencia en el liderato del mismo.

John Rambo, como le conocen en Estados Unidos, se encuentra estos días jugando el British Open en el campo de Royal Troon con un único objetivo: no perder en los primeros días el “mejor torneo del mundo” para estar en disposición de ganarlo el domingo. Su ambicioso carácter va a tener que combinarse muy bien con su juego agresivo para conseguir el equilibrio necesario en Escocia, en un “links” en el que un mal bote de la bola te puede hacer una faena. Pero él se siente preparado no sólo para ganar este Open, sino para intentar dejar “huella en la historia del golf”. Así es la nueva joya del golf español.

Desde muy pequeño ya comenzó a destacar en los dieciocho hoyos aunque él no lo reconozca cuando dice que “era normalito”, pero la realidad es que con nueve años se proclamó Subcampeón Benjamín del País Vasco, dos años después ya era Campeón Alevín de Zarauz, Zuia, Izki y Jaizkíbel además de otros 5 títulos. Y con catorce ya lo era de España en la categoría de Cadetes. A partir de ahí, un interminable rosario de trofeos que le ha llevado a otro récord, ser el primer amateur en terminar en el Top-5 de un torneo del Circuito Profesional Americano, el más prestigioso del mundo y en el que juega uno de sus ídolos, Sergio García.

Jon tenía asegurada su plaza en el British Open como nº1 del ranking amateur pero, como jugarlo así hubiera supuesto retrasar algo más de un mes su paso al profesionalismo y añadir una mayor dificultad a ganar la tarjeta del año próximo, renunció a la misma para debutar como profesional en el Quicken Loans National, muy cerca de Washington. Para recuperar su plaza perdida en el British tenía 3 oportunidades, y en esta primera debía conseguir quedar entre los doce primeros. Rahm respondió a la presión entrando por la puerta grande en el mundo profesional con un maravilloso tercer lugar en la clasificación final que le ha permitido jugar el Open sumando méritos (y dinero) para lograr la tarjeta del Circuito Americano de la próxima temporada, en la que volverá a pasear su bolsa de palos con el escudo del equipo de su vida, el Athletic Club de Bilbao.

(Foto vía: golfweek.com)

Síganme en @acharardt y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *