Crónicas

La defensa eslovaca quita el liderato a Inglaterra

Inglaterra no pudo pasar del empate sin goles ante Eslovaquia en un choque donde los británicos merecieron mucho más. Los británicos acaban segundos y en octavos le esperara el segundo clasificado del grupo. Los eslovacos formaron un muro defensivo que dejo a los ingleses sin el tan ansiado gol, acabaron terceros y podrían pasar a la siguiente ronda. 

Para este partido, respecto al de Gales, Hodgson realizó varios cambios buscando el descanso, entre ellos el del capitán Wayne Rooney. Henderson guió al equipo con acierto mientras Wilshere deambulaba por la zona de creación. Su conexión ‘red’ con Clyne en la banda derecha fue una pesadilla para Eslovaquia.

Eslovaquia no se encontraba en el campo y los ingleses comenzaban a crear ocasiones. Vardy tuvo la más clara en un mano a mano ante Matus Kozacik, esto supuso el inicio de la exhibición del guardameta eslovaco.

Poco después un codazo de Bertrand a Pekaric, no sancionado por el español Velasco Carballo, que salió ensangrentado, enfrió el encuentro. Los eslovacos estaban, momentáneamente, con uno menos pero los ingleses no supieron aprovechar su buen planteamiento defensivo para respiro de su portero.

Inglaterra se dedicaba a poner balones en el área contraria pero sus ataques eran estériles. En el mejor ataque, Lallana lo intentaba con un zapatazo desde dentro del área, tras una jugada de Clyne y Henderson, pero se volvió a encontrar con un Kozacik que estaba espectacular.

Este resultado les valía a ambas selecciones para clasificarse para la siguiente ronda pero los británicos querían ser primeros de grupo y el empate hacía a los galeses campeones de la primera fase. No hubo manera de romper el muro eslovaco y se llegó con el empate sin goles al descanso.

Tras el paso por vestuarios Eslovaquia apareció con más ganas y Hart empezó a intervenir, en una ocasión eslovaca un error de su central Smalling pudo costarle un disgusto. El seleccionador inglés tuvo que recurrir a Rooney primero, y Delle Alli y Kane después.

Todos tenían la mirada puesta en Toulouse dónde Gales goleaba a una pobre Rusia, arrebatándole el liderato a sus vecinos ingleses. Precisamente Alli tuvo la ocasión más clara del segundo tiempo. Un centro de Henderson se cruzaba el área para caer en su bota izquierda. Cuando el balón ya entraba llegó eslovaco Skrtel para sacar lo que era un gol seguro.

A pesar de todas las ocasiones del conjunto inglés el partido finalizó con el mismo resultado que había comenzado. Este resultado complica a Inglaterra su camino hacia la final, en cambio, para Eslovaquia podría ser suficiente ya que verá premiada su voluntad salvo carambola con unos históricos octavos de final.

Ficha técnica

Eslovaquia: Kozácik, Pekarík, Durica, Skrtel, Hubocan, Kucka, Pecovsky (Gyömbér, min.68), Hamsik, Mak, Duda (Svento, min.58) y Weiss (Skriniar, min.78).

Inglaterra: Hart, Clyne, Smalling, Cahill, Bertrand, Henderson, Dier, Wilshere (Rooney, min.57), Lallana (Dele Alli, min.60), Vardy y Sturridge (Kane, min.76).

Árbitro: Carlos Velasco Carballo (ESP). Amonestó a Pecovsky (min.25) por parte de Eslovaquia y a Bertrand (min.52) por parte de Inglaterra.

Estadio: Stade Geoffroy-Guichard de Saint-Étienne.

Imagen vía: BBC.com

Síganme en @ainhmnrrz y siga toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *