Análisis NFL

Los Jaguars ganan la offseason

Una vez superados los dos momentos más importantes de la temporada baja de la NFL, tales como el mercado de la agencia libre y la celebración del draft, se pueden declarar a los Jacksonville Jaguars como los grandes vencedores de la offseason y es que sus aficionados han visto como en cuestión de dos meses su gerente general ha reforzado magistralmente su plantilla, en especial su defensa. Cierto es que en un deporte como el fútbol americano el contar con grandes individualidades no garantiza victorias por si solas pero estas adquisiciones deben ayudar a la franquicia a salir del pozo en el que están sumergidos desde hace años.

La temporada pasada el ataque de los Jaguars ya dio muestras de lo que puede llegar a ofrecer, dirigido por un más que atrevido Bortles, quien está acompañado por buenos nombres tanto en el apartado aéreo como en el juego de carrera, al que han añadido a un Ivory que el año pasado tuvo muy buenos números en Jets y que ahora puede formar un comité junto con Yeldon muy peligroso.

El gran problema de este equipo reside en el otro apartado del juego. Gus Bradley aterrizó en Jacksonville hace ya tres años como un gran gurú defensivo después de estar al mando de la archiconocida Legion of Boom de Seattle, pero ha sido incapaz de crear una unidad sólida hasta el momento. Este año ya no va a tener excusas pues va a contar con numerosas armas para hacer de esta defensiva una de las más peligrosas de la competición.

Han reforzado todas las facetas. Primero se hicieron con Malik Jackson en la agencia libre. Con él se consigue meter kilos en la línea defensiva siendo un gran jugador cortando el juego de carrera del equipo rival. Como amenaza en el pass rush se han hecho en el draft con Myles Jack. Cierto es que cayó hasta segunda ronda por unos problemas que arrastra en la rodilla pero su talento era para ser top five y si se mantiene sano su pick será considerado en el futuro como uno de los robos del draft de 2016. A esta faceta de juego se une además su primera ronda del año pasado, Dante Fowler (pick 3), quien no pudo debutar por culpa de una lesión que sufrió durante la pretemporada. Como colofón y para reforzar su secundaria tienen a su primera ronda de este año, el flamante defensive back Jalen Ramsey. Para muchos expertos era el mejor jugador del draft y después de los trades que se dieron en la parte alta del sorteo, afortunadamente para Jacksonville pudo caer a su pick número 5. Debido a su gran versatilidad puede jugar tanto de corner como de safety y su inteligencia en el juego facilitará que su impacto en el equipo vaya a ser inmediato.

El desafío para Bradley va a ser que estos jugadores sepan adaptarse a los esquemas del equipo y que todos ellos logren un equilibrio en el apartado defensivo que permitan a esta unidad ayudar al ataque a conseguir triunfos y por qué no, a luchar por el título de su división. La tarea no es sencilla pero el talento y la calidad de los nuevos fichajes van allanar el camino. Los Jaguars por fin están ante una verdadera oportunidad de convertirse en uno de los gallitos de la liga.

Imagen destacada vía: sportingnews.com

Síganme en @stefanokresmar y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *